fbpx
0

Carrito

BLOG

El sueño acusmático

Aldana Bit, artista y gestora de Chaco, Argentina, comparte sus reflexiones sobre los sonidos y el espacio.

Aldana Bit formó parte del workshop Materiales sonoros, no sólo en esta dimensión, coordinado por Aldo Benítez. Este artículo surge de sus experiencias personales como artista y reflexiona sobre cruces posibles entre el sueño, el mundo y espacio onírico y la acusmática.

En ciertos momentos, suele pasar que al levantarnos nos sentimos con información nueva que no recordamos haber aceptado digerir:

-“Me levanté con esta canción.”
-“Soñé un sonido o melodía y no recuerdo cómo volver a reproducirlo”
-”Se me pegó esta canción, si no la escucho no se me pasa”, etc.

¿Tiene que ver con lo que pasa en el estadío del sueño o antes? Bien, esta pregunta se irá respondiendo en el transcurso del texto.

No es nada nuevo que constantemente recibimos información de manera auditiva, es algo que no podemos apagar o filtrar a la hora de los sueños o despiertxs, pero esto también, nos permite (o impone) amplificar nuestras composiciones sonovisuales en el mundo onírico.

En este estadío ocurren varias fases de sueño, pero hay una que me interesa tocar aquí: la fase del sueño profundo, técnicamente llamado REM (Rapid Eye Movement). Esta es la etapa en donde ocurren los sueños más intensos y en donde nuestros recuerdos pueden ser totalmente modificados. Esto significa que antes del sueño y durante él, hay información sonora que puede penetrar profundamente en nuestra fase REM modificando no sólo los recuerdos, si no también la memoria como tal. Un estudio realizado por el neurocientífico Ken Paller en la Universidad Northwestern (Estados Unidos) junto con su equipo lograron demostrar que el sonido puede despertar e inducir falsos o verdaderos recuerdos antes, durante y después del sueño, ya que nuestro cerebro no se cierra simplemente por estar dormidxs. Explicado de forma breve, este proceso funciona asociando y organizando el aprendizaje o información que se quiere adquirir con uno o varios sonidos, éste se vuelve a reproducir en estado dormido y luego despierto, operando como disparador, activando y mejorando el recuerdo de tal información, siendo ese recuerdo verdadero o no.

Entonces, sea manipulado el sonido por alguien o por algo mientras dormimos, el sonido en estado onírico, toma la naturaleza acusmática.

En 1955, Pierre Schaeffer nos trae un concepto redefinido por él, para atender el acto de lo que se oye no se ve. El concepto de lo acusmático por Pierre, proviene de la acción de escuchar aquello que nos rodea sin la necesidad de conocer su origen y causa. Siendo solo apreciable la experiencia de la distancia, su rango de escucha y con todos los factores y características que implica el cuerpo de un sonido.

Visto que al estar “indefensamente” en la fase REM, no somos conscientes ni distinguimos la espacialidad real y origen de ese sonido pero sí su naturaleza, el mundo onírico es un espacio de creación infinita: podemos visualizar, tocar y percibir el sonido a nuestra manera y no necesariamente como el objeto tal que lo emite. Entonces hasta acá se puede notar que el sonido no solo tiene poder sobre nuestra memoria y recuerdos, si no que también posee un grado de acusmatismo, permitiéndonos dar nuevas formas sonoras a aquello que no se ve y se introduce en nuestro inconsciente. A estos dos procesos juntos, de creación de formas y de recuerdos, lo llamo el sueño acusmático.

Si bien las fases de sueño son inconscientes, existen muchas formas de acceder a la consciencia onírica, mediante viajes astrales, meditación, anotaciones, mantras, viajes de tambor y todo un universo de aprendizaje en donde ancestros llevan siglos predicando estas prácticas. La llegada de la multipantalla, la aglomeración de la gente, de vehículos, de construcciones, produjeron la constante interrupción de la armonía, trayendo dificultades físicas y psicológicas generación tras generación. El sueño también es un espacio de sanación según la práctica del mindfulness y la meditación, si el sueño acusmático puede traernos alteración de recuerdos y memoria, también puede inducir la armonía y la sanación. Hay que rescatar que el sonido tiene naturaleza y registro de ser sanador, armonizador y modificador en todos los seres vivos.

Muchxs artistas han indagado y producido sobre el sueño y el recuerdo, Santiago Colombo es uno de ellxs, el artista visual argentino encuentra una forma de producir un sueño mal recordado con imágenes del recuerdo en una pieza sonovisual Hasta que me acuerdo de un sueño que tuve antes. Aquí se me ocurrió realizar la intervención con un diseño sonoro en el que cada fase de sueño posee una instancia sonora. Cada elemento sonoro no tiene un origen específico físico en sí, pero sí lo tiene como instrumento. Al acompañar en el sentido del sueño acusmático que abarca el concepto de la pieza visual, establece una conexión sonora con aquello que se ve en la pieza. Esta producción cumple como ejemplo de producción artística, sobre las experiencias de entrar al mundo onírico sonovisual, de alterar el recuerdo o de la inaccesibilidad a los sueños.

Hasta que me acuerdo de un sueño que tuve antes, por Santiago Colombo y diseño sonoro de Aldana Bit.

La apertura de estos conceptos fueron incentivados y alimentados en el workshop dictado por Aldo Benítez “Materiales sonoros, no sólo en esta dimensión”, experiencia en la cual el sonido y trasciende los aspectos más comunes de los conceptos del sonido. La búsqueda a partir de las herramientas otorgadas por Aldo, incrementaron en mi forma de encarar el sonido un poco más profundo de lo habitual. Este workshop también nos acercó a las experiencias de la travesía online, con especialidades de latencias, perspectivas y bellas complejidades de sonidos compartidos por todxs lxs participantes. Muchas gracias +CODE por el espacio.

Aldana Bit (Chaco, Argentina, 1993) es artista multimedia, gestora independiente y música en Aldonbits y Noiset. Fundadora y Coordinadora en Mujer Bit, Sólido Plataforma y Ruido Habitat.

Leave a Reply